CASA DEL LIBRO TÚ LIBRERÍA ONLINE

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Un rayito de vida... de Magda Jardí

Un rayito de vida,
en mi alma entra,
cuando estoy contigo,
en nuestro pequeño cielo.

Diciéndome bellas palabras,
en tu voz son estrellas,
pues jamás me dijeron,
alegrando mi corazón.

Cual sol iluminas mis días,
dando calidez a mis noches,
eres el motivo de mi existir,
feliz de a tu lado vivir.

En ti hallé,
aquel que soñé.
un hombre honesto y cabal,
con quien caminar hasta el final.

Entre brasas... de Nuria de Espinosa



Al anochecer,
sentir tus caricias
es como la suavidad de
la brisa de mar
al rozar mis mejillas.
El revuelo de las olas…
la pasión
que en mí desbordas.
Como un manto de estrellas
son tus brazos,
que poco a poco
me van apresando.
Como la suavidad
de un fino algodón
son tus labios…
al rozar mi cuello
 un huracán de brasas
invade nuestros cuerpos,
enroscados
entre sabanas de lino,
impregnados
por el fuego del amor
y el aroma de la pasión.




Diseño Gran¬briana


martes, 29 de noviembre de 2011

Duelo de titanes de Nuria de Espinosa


La vida urbana puede llegar a ser insostenible, acosada por el flujo de la vanidad que domina los tributos.
Parecemos carne de mercado, en manos del dios del Olimpo. Somos  espectadores impasibles entre un duelo de titanes. Donde el gran Poseidón con su enorme tridente impone sus leyes.
No importa si el sustento sale del ser necesitado, ni si la soja del hambre le ahoga más y más. No interesa si somos fragmentados. Entre el bienaventurado y el desventurado ya no hay término medio.
Las familias observan impotentes la precariedad de sus familiares y conocidos, llevándoles al límite de la resignación.
Las estrellas brillan en el paraíso del adinerado, dónde el poderoso piano, toca continuas notas que salen de los sueños del ser necesitado.
El dios del Olimpo contempla al ser humano y esconde su pecado con una sonrisa en los labios.
Observamos conscientes como el poder autoritario estalla como un volcán. Aflora un suceso tras otro, dónde el único fondo és la libertad de expresión…
Me pregunto sin remedio…  ¿Qué pasará en tiempos venideros?


La vida te rompió de Magda jardí

La vida te rompió,
dicen que por locura,
el, por que eras suya,
pero con ella se quedó.

No tenia derecho,
jamás le faltaste al respeto,
pero le amabas,
y todo justificabas.

Hoy todo acabó,
allí donde estés,
gritaras a otras mujeres,
para que se acabe el maltrato.

Por amor no se mata,
ni un puño se levanta,
con palabras no se hiere,
eso lo hace el que a nadie quiere.
Magda Lluna
©Derechos reservados

Pintura de Carmen Ruiz

Comjuntos de Gran&briana


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Pensamiento de Nuria de Espinosa



No puedo estar
donde no camino,
no puedo ser si no existo,
puedo soñar sin dormitar
pero no puedo dormir sin soñar.
Y aún así,
elevo la mirada
hacía  las estrellas… 
y fluye en mi,
la pasión por las letras,
y la inspiración,
para crear,
insólitos poemas.

Claudia de Carmen Ruiz

ME LLAMAN MALA MUJER DE MAGDA JARDI

Me llaman mala mujer,
miro a un hombre y puede enloquecer,
pero de mi nada deben temer,
cada cual su hoguera a de mantener.

Dicen que soy osada
por la ropa ajustada,
mi contoneante caminar,
la dulzura al hablar.

Chismorrean a mi paso,
hablando sin saber,
quien soy o lo que hago,
quizá me deberían conocer.

Vivo a mi manera,
soy noble y sincera,
ningúna pareja romperia,
si sucediera, culpable no seria.

Si de sus vidas se ocuparan,
a sus compañeros mimaran,
y de mi se olvidaran,
como el humo, los miedos volarían.

Pintura de Dori Zamora

Pulseras de Gran&Briana

martes, 22 de noviembre de 2011

Bruixa pintura de Nuria espinosa sanchez

En apoyo a la no violencia "Coge mi mano" de Nuria De Espinosa(Exposición 2010)

Serie de tres poesías gráficas expuestas en la Sala Cultural Biblioteca Sagrada Familia Barcelona con el colectivo Art-Esencia

Pulsera Flor Zamak y organza de Gran& briana

Pintura de Dori Zamora

Bruma de Rosa Navarro

Más allá de las estrellas de Magda jardí

Se acerca la hora,
mi último aliento,
estoy tan cansada,
tu presencia ya siento,


Este cuerpo dejaré,
contigo partiré,
nuestras almas por siempre unidas,
mas allá de las estrellas.


Te veo frente a mi,
soñaba que seria así,
juntos en este viaje,
donde no hace falta equipaje.


Ahora  me dejaron a solas,
es buen momento,
me encontraran a su regreso,
no podría con sus lágrimas.


Tanto les he querido,
han sido todo para mi,
desde que tu no estas aquí,
pero mi tiempo pasó.