CASA DEL LIBRO TÚ LIBRERÍA ONLINE

lunes, 12 de diciembre de 2011

Resignación de Nuria de Espinosa


Carla estaba sentada sobre el sofá de su salón, mirando el corte que acaba de hacerse en las venas y sonreía aliviada.
Por fin dejaría de sufrir. No valía la pena seguir luchando ¿Total, para qué? Estaba cansada, muy cansada, llevaba años luchando contra ella y no estaba dispuesta a ver cómo le consumía por dentro.
¡No! está vez era ella quien decidiría el momento… suspiro y miro de nuevo  la sangre, que no cesaba de salir de sus venas. Ya queda poco pensó.  Sonrió levemente, antes de que la oscuridad la envolviese en  la paz que tanto anhelaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario